Salud mental primero, éxito profesional después: así es la nueva pirámide de necesidades de los trabajadores

- De acuerdo al estudio “Talent Trends 2023: La Revolución Invisible”, lanzado por Michael Page, hoy 7 de cada 10 personas elegirían la salud mental y el equilibrio vida-trabajo por sobre el éxito profesional. - De los encuestados, un 58% indica que el balance vida-trabajo es el factor más céntrico ante cualquier decisión de cambio de trabajo. Y la ecuación de prioridades lo establecen en 3 criterios: salario + desarrollo profesional + flexibilidad.

General 28/09/2023 Editor Editor
trabajadores

Santiago, septiembre de 2023.- Qué la cultura laboral haya cambiado en los últimos años
no es una sorpresa para nadie. Las nuevas generaciones de profesionales se enfrentan a
sus empleos con otras necesidades en mente y, lejos de pensar en sacrificar todo por un
puesto, hoy toman sus decisiones laborales con el bienestar en mente.


Así lo confirma el estudio “Talent Trends 2023: La Revolución Invisible”, lanzado por la
consultora de recursos humanos Michael Page y que levantó la mirada actual sobre el
trabajo de 69.532 colaboradores de 37 mercados, 20% de ellos de Latinoamérica. El
sondeo muestra, entre otras cosas, que 7 de cada 10 personas elegirían la salud
mental y el equilibrio vida-trabajo por sobre el éxito profesional.


De esta manera, se conforma una nueva pirámide de necesidades hacia la satisfacción
laboral, con un 58% de los encuestados identificando el balance vida-trabajo como el
factor más relevante para conseguirla. Hay un nuevo paradigma en la mirada del
candidato, hoy la decisión de tomar un nuevo rol, se enfrenta a la pregunta: ¿cómo
aporta a mi vida este nuevo trabajo?


De acuerdo al sondeo, existe una nueva ecuación con tres conceptos esenciales: el
salario, el desarrollo y la flexibilidad. En primer lugar, el sueldo, con un 54% de
menciones, en tanto que el progreso laboral se posiciona en el segundo lugar, con 36%.
La flexibilidad se incorpora a este nuevo paradigma, pero no como un privilegio, sino
que es parte del ecosistema hacia el mercado laboral actual y futuro.


“Hoy más que nunca tenemos claridad y evidencia empírica de las nuevas necesidades
de las personas, para quienes el empleo se ha convertido en algo transaccional, es decir,
lo ven como un medio para lograr un objetivo personal, priorizando a sus familias,
amigos y comunidades”, explica Alejandra Cruzat, Executive Manager HR Division, DEI &
Corporate Affairs de Michael Page Chile. 


Y efectivamente: el sondeo evidencia que un 44% de las personas están dispuestas a
rechazar un ascenso si creen que este apareja una mayor carga laboral, que tenga un
efecto negativo en su bienestar.
Por eso, los expertos indican que es clave ocuparse del tema. “Prestar atención a las
necesidades de los colaboradores no tiene que ver sólo con que ellos se sientan bien,

sino con atraer y fidelizar talento y, más aún, asegurar la productividad y continuidad de
las compañías. En base al nuevo perfil de talento identificado, es supervivencia”,
manifiesta la experta en recursos humanos y People Manager de WeWork Chile,
Fernanda Reyes. 


Flexibilidad
Reyes destaca que abordar necesidades como la flexibilidad -incluyendo el trabajo
híbrido, orientado a resultados y que permita trabajar desde cualquier parte del mundo-
hoy da réditos. De hecho, el mismo estudio indica que, sólo considerando atracción, a la
hora de decidir su siguiente rol en una nueva organización la flexibilidad es uno de los
tres principales motivadores para unirse a una empresa, junto a sueldo y progresión de
carrera.


En esa línea, un 70% de los encuestados señala que se inclinaría a un trabajo con
horarios que se puedan adaptar, mientras que un 78% hacia la modalidad híbrida. A
pesar de estos números, las personas identifican que un 84% de los empleadores aún
subestimaría la importancia de la flexibilidad.


“Los trabajadores agradecen enormemente poder reducir los tiempos de traslado y
sentirse cómodos en el lugar donde pasan la mayor parte de sus días. Dejar atrás el viejo
paradigma de las oficinas centrales o el edificio corporativo, para evolucionar a oficinas
on demand es uno de los tantos pasos hacia aquello”, concluyen desde WeWork.

Te puede interesar
Lo más visto