Instruyen cómo abordar la violencia en el sistema de salud

Funcionarios de salud reciben capacitación en identificación y manejo de casos de violencia.

Actualidad 03/07/2024 Editor Editor
IMG-20240702-WA0003

La violencia es una realidad cotidiana para los funcionarios del sistema de salud. Estos profesionales no solo conviven con ella, sino que en ocasiones la sufren a manos de usuarios insatisfechos con la atención. Sin embargo, su experiencia les permite detectar e incluso prever situaciones de violencia al recibir a un paciente.

En un reciente seminario realizado en el Hospital Regional de Antofagasta, se destacó el papel crucial de los funcionarios de salud en la denuncia, protección y atención a víctimas de violencia. Particularmente preocupante es la explotación sexual de niños, niñas y adolescentes. Juan Francisco Astudillo, encargado de salud mental de la Seremi de Salud de Antofagasta, señaló que los dispositivos de salud primaria son esenciales para detectar estos casos.

Los indicadores clave para los funcionarios incluyen baja autoestima, desvalorización personal, tendencia al aislamiento y comportamientos violentos. "Es fundamental conocer los protocolos de denuncia establecidos en el circuito institucional", enfatizó Astudillo.

Atención especializada en el Hospital Regional de Antofagasta

El Hospital Regional de Antofagasta juega un rol importante en el sistema de denuncia, especialmente en las unidades de emergencia. Una sala especializada en atención a víctimas de delitos sexuales, ubicada en la Unidad de Emergencia, está equipada con profesionales como matronas y psicólogas, destacó un funcionario de la Seremi de Salud.

Desde 2022, el GES 86 ofrece una garantía explícita en salud para pacientes que sufren violencia sexual en las primeras 72 horas. Cindy Bianchi, matrona del Hospital Regional de Antofagasta, explicó que este protocolo incluye profilaxis completa para enfermedades de transmisión sexual, VIH Sida, anticoncepción de emergencia e inmunizaciones necesarias, además de seguimiento y derivación médica en los 35 días siguientes.

Si el abuso sexual es detectado en la red primaria de salud, es crucial derivar a la víctima al Hospital Regional lo antes posible para la recolección de evidencia, especialmente ADN, dentro de las primeras 72 horas. "Existe un protocolo para evitar la revictimización de las pacientes", señaló Bianchi. Basta con que la víctima se acerque a la unidad de emergencia y declare haber sido agredida sexualmente para activar un dispositivo especial de atención.

Protocolo contra la violencia intrafamiliar

La violencia intrafamiliar es otra realidad abordada en el seminario. Claudia Pizarro, enfermera de urgencias y referente técnico de violencia intrafamiliar del Hospital Regional de Antofagasta, detalló que en 2020 se implementó un protocolo específico para estas víctimas, que en 2024 fue adoptado por todo el hospital con algunas adaptaciones.

Este protocolo pone énfasis en la rapidez de la atención: una vez hecha la develación del hecho, la paciente debe ser ingresada a un box de atención en los primeros 20 minutos. Luego, según la disponibilidad médica, se realiza el peritaje necesario. "Los tiempos de espera son cruciales, ya que es común que las víctimas abandonen el recinto si sienten que no son atendidas rápidamente", comentó Pizarro.

Al igual que en los casos de violencia sexual, se aplica una política de privacidad y acogida para evitar la revictimización, concluyó la enfermera.

Últimas noticias
Te puede interesar
Lo más visto